miércoles, 12 de julio de 2017

41

Disteclias 41

Cuando creas un asombro
con la rima o un elogioso hito literario
depende del tiempo y de la piel
el brillo de los ojos que lo aplaude.
Oh, qué sapiencia brota de sus  versos,
qué regalo el ritmo de sus letras,
preconizan;
después, tras varios siglos
de  habitar entre halagos
me vierto en esta noche
de lunáticas distimias
a aguardar lo que ocurra
mañana en mi mundo.

Ya
apenas
tengo
prisas para nada.

.
Publicar un comentario