jueves, 13 de julio de 2017

43

Disteclias 43

Es tarde para ir a ningún sitio,
los campos de otros tiempos 
yacen mustios
en la árida aristas del pasado;
las rutas se roturan
hacia la umbría
apenas a unos pasos de los míos;
no me quedan senderos
ni veredas que me lleven
a esos cantos 
de sirenas que anunciasen
edenes más propios de los dioses,
acaso
solo quede en mi recámara
hacerme a esa oscura  parsimonia:
De no ver, de no oír
y de callarme.

.
Publicar un comentario